Palabras abrazo

santorini-1563607_1920
Santorini revisitado
26/07/2017
girl-1438138_1920
Existe un azul otoño
19/09/2017

Palabras abrazo

IMG_4894

Hace unos días me encontré con una amiga que es suscriptora de este blog y me dijo algo muy bonito: que al leer lo que escribo sentía como si mis palabras la abrazaran. Recíprocamente, sentí cómo su comentario me envolvía y me abrazaba a su vez,cómo sus palabras me animaban para continuar escribiendo, para continuar con este diálogo conmigo misma que son estos posts y que es también un diálogo contigo que los lees.

 

Dia-logo. A través del logos. Para comunicarnos más allá de lo que las palabras significan. Comunicación que llega a sentirse físicamente, pues un abrazo es algo que se siente en el cuerpo.

 

¿Qué será una palabra abrazo? Será una palabra que nos toca y nos conmueve. Una palabra que envuelve, pues el abrazo nos envuelve. Una palabra abrazo será una palabra hecha cuerpo que nos hace sentir. Un logos sintiente y sentido.

 

Justo hace una semana leía sobre una terapia llamada de “contención” cuyo eje es el abrazo. El abrazo como herramienta sanadora y herramienta de unir almas en una reconciliación cuerpo a cuerpo. Una palabra abrazo será aquella que nos devuelve a un estado primordial, a una desnudez esencial donde, en la vulnerabilidad del cuerpo a cuerpo, de la palabra que nos toca, nos sentimos reconocidos y reconfortados.

 

Una palabra abrazo será una palabra verdadera, cuando la verdad es un territorio lunar donde razón y corazón se funden, en un abrazo que los trasciende.

 

Una palabra abrazo es también una palabra inspiradora. Que nos llena de espíritu y es el mismo espíritu el que, al conmovernos, nos mueve a actuar (inspirados). La verdad no pertenece a nadie, pero el espíritu está siempre disponible a ser encarnado y transmitido.  El espíritu es una voz que siempre está ahí y que nos habla en el silencio. Una palabra inspiradora es a su vez una palabra inspirada, por el espíritu. Que nace del silencio y la soledad y va hacia el silencio y la soledad del otro.

 

Escribo como respiro. Escribo como pienso. Escribo como siento. Escribo como camino. Escribo como paseo, sin rumbo y dejando que el paisaje vaya surgiendo a medida que lo ando, que lo escribo (y describo).  Escribo como veo. Y tal vez, ojalá..escriba como amo.

Sí, tal vez escribir sea una tentativa de amar, de abrir espacios de libertad donde las cosas puedan ser, donde yo pueda ser, donde tú puedas ser. En definitiva, también, si escribir es una acto de amor, las razones últimas que lo fundamentan permanecen en el misterio, porque tal vez no haya razones para amar, sino que amar es en sí la única razón y fundamento del propio acto (pura libertad)

 

Gracias por estar al otro lado, por dar sentido a este paseo solitario a través de las palabras y la vida. En este paseo nos encontramos y la soledad es a dos, el misterio del encuentro de dos almas que se entienden, se sienten y se reconocen, más allá de las palabras, a través de ellas.

Comments are closed.